Durante más de 24 años, he trabajado en el mundo de las ventas y he tenido que relacionarme con muchos vendedores en diversos sectores y en múltiples sistemas de venta y lo que me he encontrado, es que varios de ellos así lleven muchos años trabajando en las ventas, siguen siendo amateur, y hoy te voy a explicar cuál es la diferencia entre un vendedor profesional y un vendedor amateur.

  • Un vendedor profesional: Es un vendedor que absolutamente todos los días se preocupa por mejorar su nivel de conocimiento. Pone información diferente, busca información, se prepara, lee, estudia.
  • Un vendedor Amateur: Todos los días desarrolla su actividad de manera empírica, con la información que ha ido construyendo en su actividad, en su forma de actuar, en la forma de hacer las cosas, con el quehacer diario.
  • Un vendedor profesional: Es una persona que ha incorporado en su proceso de ventas, ciencia, neuroventa, estudio, una manera científica de hacer las cosas.
  • Un vendedor amateur: No pone en práctica absolutamente nada de esto, se deja llevar por su instinto y hace las cosas de manera intuitiva.
  • Un vendedor profesional: Es un vendedor que valora el tiempo, para un vendedor profesional el tiempo, es tremendamente importante y valioso.
Vendedor profesional
  • Un vendedor amateur: No le da importancia al uso adecuado del tiempo, un vendedor amateur pierde demasiado tiempo en actividades que no generan valor, que no están orientadas hacía la consecución de resultados.
  • Un vendedor profesional: Tiene una agenda planificada, para dos o tres semanas de gestión comercial, porque administra y gestiona muy bien la proyección de su trabajo.
  • Un vendedor amateur: No planifica, deja que el día a día se vaya gestionando, deja que el día a día vaya apareciendo, que las cosas vayan funcionando tal y como van apareciendo.
  • Un vendedor profesional: Es un vendedor que entiende perfectamente como funciona el sistema de necesidades de los seres humanos y entendiendo ese sistema de necesidades, gestiona, actúa, escucha muy bien, y desarrolla o diseña un speech de ventas que esté enfocado a esas necesidades.
  • Un vendedor amateur: Todo el tiempo está pensando es en sus necesidades, en su necesidad de cumplir la meta, en su necesidad de quedarle bien al cliente, en la necesidad de quedarle bien a su jefe, en la necesidad de llenar su nevera, pero NO en la necesidad del cliente.

“Así que: Un vendedor profesional y un vendedor amateur tienen diferencias sustanciales, que hacen que su resultado sea totalmente diferente”.

¿Y tú eres un vendedor profesional o eres un Amateur?